jueves, 3 de junio de 2010

Depresión Pre XXX


Y cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cual recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda, respira con la confiada profundidad con la que respiraste el día cuando viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga; aguarda y aguarda más aún, quédate quieta en silencio y escucha a tu corazón, y cuando te hable, levántate y ve donde el te lleve..."
(Dónde el corazón te lleve, Susana Tamaro)

Disculpen la demora pero he identificado que estoy un poco apática para escribir en mi blog, y auqnue sí tengo muchas cosa que hacer, son en gran parte estas ganas de hacer nada las que me han detenido.

Estoy viviendome en una especie de melancolía estacionada y he identificado que posiblemente sea una depresión previa a los treinta (en agosto me convierto en una mujer XXX sí ¡¡¡Tres Equis!!!) y aunque he trabajado en el tema de manera "positiva" (sí, tratando de enfocarme en todo lo que he logrado), no puedo dejar de mirar lo que no he hecho y las metas que no he cumplido, y no como exigencia de "tengo que hacerlo", sino como de ¿porqué no lo hice?

Un profesor muy querido siempre ha dicho que el hubiera es el tiempo pendejo (sí así como hay tiempo presente o futuro), y que no vale la pena insertarnos en él.  Sin embargo no he podido encontrar el equilibrio o el punto medio para  retomarme y salir de este sin sabor cotidiano con forma de todo y nada.

No tengo ganas de arreglarme, ni de hacer nada, voy a trabajar y la maestría porque son compromisos adquiridos y son parte de la supervivencia, pero no me siento motivada a o con ese impulso creador. Sin embargo y a pesar de estar así, aún tengo la fe y esperanza en que es un estado pasajero y que como tal en algún momento se irá.... pero se aceptan sugerencias para que se vaya más rápido.

Así que sugerencias... vienen bien en este momento.

Un abrazo y lindo día,
María

PD. La terapia profesional no es opción ¿eh? ya me estoy aplicando en ella :)

4 comentarios:

ana dijo...

María querida! la depresión es muy común en estos días, entre lo que la sociedad nos dice que hacer, lo que nosotros nos hemos puesto como meta y lo que la tv nos bombardea, pues tenemos un mundo. Y el que vamos construyendo es otro. Enfócate en el tuyo, en lo que has estado haciendo y recuerda que no tenemos que hacer feliz a nadie más que a nosotros mismos. Haz un viaje que aclare tu mente no necesitas mucho dinero Manzanillo está a 3 hrs y Cuyutlán a 2, el chiste es que pongas en perspectiva lo que has hecho hasta ahora y lo que viene!! nosotros somos los arquitectos de nuestro destino... yo me quiero hacer un tatuaje para celebrar mi cumple no. 30 que es en 2 añitos pero ya voy llegando eeeh... ánimo amiga! un abrazo muy fuerte

cintya dijo...

Ay pues como dice Ana, la depre es muy común en estos tiempos, tal parece que aunque tengas todo (salud, trabajo, familia, amor) a la depre no le importa. Yo también te aconsejo un viaje relajante, donde estés en contacto contigo, con tus adentros. En unos de tus post anteriorísimos mencionabas el tener un fin de semana para nosotras, llegar a tu casa, darte un baño relajante, exfoliarte, en pocas palabras, consentirte sin salir de casa. Yo en lo personal cuando me siento asi veo peliculas o programas que me levantan el ánimo, pienso en todas las cosas buenas que he hehco y en todas las que tengo. No sé cuanto tiempo lleves así pero por experiencia propia te puedo decir que se te pasará pronto Ü ANIMO NENA...Dice un amigo que no hay nada que un pedazo de chocolate no solucione ñ_ñ besoooosssss

maría dijo...

Estimadas,

Mil gracias por sus consejos y sus porras, pero sobre todo por su compañía que aún a la distancia cae tan bien.

Les mando un abrazo, y me aplicaré con el blog ;)

Besos y lindo día,
María

Elena dijo...

Hay personas que gustan de salir a manejar o solo a recorrer cualquier lugar y eso los distrae, a mi me ayuda, cuando me levanto desanimada, sobre todo los fines de semana salgo aunque sea a sentarme a un parque o voy a un Mall y aunque no vaya a comprar solo cambio la rutina. CariÑos Ele

Publicar un comentario