viernes, 30 de diciembre de 2011

Si tiene propósito, vale la pena...




Casi termina el año.  Desde mi cumpleaños 1 que fue en noviembre, no posteo.  He andado perdida y dos sucesos acontecidos en estos días de descanso y vacación me hicieron sentir la necesidad de retomar el blog y compartirles un par de cosas.

Lo primero que quiero decirles, es que siento haber estado tan ausente (incluso de mí), sé que mi inconstancia me ha costado perder a personas maravillosas y valiosas en el camino, pero necesitaba estar conmigo, abrazarme, acogerme y retomarme, resignificarme y entonces sí comenzar a andar nuevamente, a paso lento…

Lo segundo que quiero decirles es que en este estar conmigo caí en la cuenta que parte de mi ausencia de mí misma, radicaba en que estaba tan enfocada en el hacer, en el generar, en comerme el mundo, en “ponerme al corriente” de la atrasada que me dí en la vida con la enfermedad, que perdí foco… todo era “hacer” y dejé de ladito sin darme cuenta el “ser”.

Y ser ¿qué? ¿pára qué?

Escuchaba el otro día a un cabalista Ariel Grunwald (aquí la liga para el curso gratuito de Kabbalah: http://marthadebayle.com/index.php/tu-mejor-version/364-clases-de-kabbalah) y él hacía referencia a que no sólo era necesario vivir una vida con propósito, sino que el propósito mismo tenía que ir más allá de uno, más allá de la felicidad o plenitud propia, más allá de nuestra existencia, y esto, me hizo recordar algunas cosas que he dialogado a través de este espacio y que tiene que ver con el coexistir.

Estoy convencida que todo, absolutamente todo y todos estamos interconectados, y cuando arrancamos una flor y se va marchitando, entonces también algo de nosotros esta marchitándose con ella. Pero no en un afán fatalista que lo digo, pues esa flor marchita dará paso a  ser composta, abono, y renacerá de alguna otra manera, el rollo, se nace y se muere continuamente, es algo cíclico.

Somos cíclicos y conectados, no podemos ser tan soberbios pensando que somos únicos individuales, pues somos parte de uno. Así de sencillo.



Así que para finalizar este 2011 y comenzar este 2012, lanzo al aire esta invitación, busquemos el propósito de nuestra existencia, mismo que vaya más allá de nosotros mismos… Trascendamos sin soberbia, hagámoslo porque… así es como funciona esto.

Los amo, los bendigo y los abrazo con todo mi corazón.
Linda vida,
María

5 comentarios:

Ale Chavarría dijo...

Hola Maria! Me ha encantado tu nuevo post! te juro que yo a veces soy como tu y me pregunto y me pregunto mil cosas y el propósito de todo! Te juro me encanta pensar y divagar de un pensamiento hasta que llego a otro que ni al caso con el primero, pero me pareció muy inspiracional tu post me encanto y que mejor manera de iniciar este 2012 que con esa buena vibra! ya te sigo! eres de México? soy nueva e inicié un blog me gustaría te dieras una vuelta!!
www.gingeralenow.blogspot.com

..EmiLiA..* dijo...

Maria que bonita entrada es tan cierto lo que dices, es muy bueno tenerte de regreso!! Yo con todo mi dezmedido amor t deseo todo lo mejor! Ojala luego m aceptes ir a un cafezito para platicar!! Feliz 2012!!

Lilith dijo...

Que bueno leerte de regreso. Un gran abrazo con mis mejores deseos para este nuevo año. Nada facil la tarea de encontrar nuestro proposito, puede tomar toda una vida encontrarlo, pero que divertida nos podemos dar buscandolo. Muy lindo tu post

ana dijo...

Hola María!! pues yo también ando un poco desaparecida... mil gracias por el regalito... cuando será bueno vernos? te late si nos ponemos de acuerdo por face! te escribo por ahí mañana un msjito! este post es muy bonito... Feliz Año, Navidad, etc... un abrazo

María dijo...

Hola a todas,

Una disculpa por la ausencia, ya ando aquí de regreso :D que bueno que les gustó el post.

Ale ya te sigo, Emilia ya estaríamos poniéndole fecha al cafecito y Ana, pues sí pongámonos de acuerdo por el FB :)

Besos a todas y linda vida mientras tanto,
María

Publicar un comentario