martes, 20 de marzo de 2012

No, no me deschaveté... sólo estoy mudando...


En la cultura Celta Ostara es la Diosa de la Primavera. 


Una vez más, el invierno se aleja y llega la época de abundancia, de sembrar y crear para después recoger los frutos. 


He estado meditando sobre el tema y me daba cuenta que la palabra clave es "renovarme" en todos los aspectos, mucho he trabajado en lo interno, pero algo pasa con lo que está alrededor.

Lo decidí entre ayer y hoy, comenzando la celebraciones del Equinoccio 2012: Necesito urgentemente caminar a una vida sencilla, aún no tengo las agallas para convertirme en minimalista pura o vegana, pero sí puedo comenzar a caminar a una vida más equilibrada, más conmigo, más llena de lo que sí anhelo y deseo: amor, familia, salud, tiempo libre, creatividad....



Ayer mientras miraba las pilas de revistas de moda, el clóset que vomitaba ropa, bolsos y zapatos, el montón de libros en la estantería y los cosméticos que ya no cabían en el cajón, me di cuenta que he acumulado una serie de cosas que sólo están robándome espacios que pueden ser mejor aprovechados, y que a su vez estoy deteniendo el flujo de energía de esas cosas al no utilizarlas ni permitirles ser útiles a alguien más.



Así que me armé de valor y poco a poco fui vaciando en un ejercicio muy inspirado en su Santidad Dalai Lama (sí tuve que plantarme una foto de él en el espejo de la habitación para no perder el foco de lo que hacía).

Saqué 5 bolsas de ropa y zapatos las cuales fueron donadas hace rato, cosméticos en buen estado que necesitan unos dueños que les saquen más provecho y de igual manera todas las revistas pasaron a una estudiante de diseño de modas que aprovechará mejor la colección de Instyle.

Aún quedan pendientes los libros que serán donados a una biblioteca, y mi escritorio de la oficina acaba de ser arrasado por el trapito limpiador.

Lo que sigue es no comprar cosas innecesarias por el simple hecho de que "me gustaron o me chiflaron al pasar".

Y sí, cada vez postearé más recetas de todo lo que nos acerque a lo natural, sí con los principios de la eco-cosmética y el consumo responsable... 

Los siguientes proyectos son la azotea verde y mi huertito.

Ya les contaré de mis avances.... (Sé que en este caminar habrá detractores comenzando por mi familia que ya me tilda de deschavetada), pero si me ayuda a vivir más plena... vale la pena una vez más.

Abrazos y lindo día,
María

6 comentarios:

cintya dijo...

Me encanta, me encanta, me encanta!!! Creo que siempre hay que renovarse y espero con ansia las recetas, yo no me atrevo a convertirme en vegana, la verdad es que amo la carne pero si trato de reciclar ropa y zapatos, tanto mia como de mi hijo y esposo. Te mando un abrazo!

..EmiLiA..* dijo...

El mejor proyecto de vida es el que estas realizando Maria, es tan liberador y tan lleno de vida.!! =) espero con ansias el nuevo post.!!
Saluditos

Lilith dijo...

Bien por ti!!! me encanta la idea de renovarse. Lo he estado aplicando ultimamente más por necesidad que por inspiracion propia, pero el fin creo es el mismo, simplificar la vida.
Un abrazo y espero las recetas.

ana dijo...

Maria me encanta lo que pones... yo la verdad cada año hago limpia de clóset, zapatos y todo lo que puedo lo dono, regalo o tiro depende y aún así al siguiente año sigo sacando un montón de cosas... pero me has dado un tip para tantas revistas que tengo... yo las quiero donar a un consultorio... por cierto me encantó conocerte y muchas gracias otra vez por el oso hormiguero de Sebastián! te mando un abrazo!!

Rocio @ Casa Haus dijo...

Hola María, mucho gusto! No puedo creer que a penas te voy conociendo, si creo que somos paisanas...

Coincido muchísimo con lo que escribes hoy, nos hace falta renovarnos, y hacer una vida sencilla, especialmente sin tantos apegos. Una organizada siempre es útil, y si no, pregúntale al feng-shui!

iYana dijo...

Transformación, me encanta, un fuerte abrazo María!

Publicar un comentario